lunes, 24 de abril de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO CONTINÚA LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2017 CON LA QUINTA EDICIÓN DEL CICLO “MIRADAS DE MUJER”, DENTRO DE SU CINE-FORUM “RECUPERANDO LA MEMORIA HISTÓRICA”, CON UNA CANCIÓN (2012) DE INMACULADA HOCES (26 DE ABRIL)

Las Cosas Nuevas
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), en la sesión del mes de Abril-2017 (Miércoles, día 26, a las 19 horas) de su Cine-Forum “Recuperando la Memoria Histórica, como continuación de la quinta entrega del Ciclo “Miradas de Mujer” (que ofrecerá muestras de la obra de jóvenes directoras hispanas, casi siempre con opera prima en el tercer milenio, como Rosa Vergés, Ana Díez, Ángeles González Sinde, Inmaculada Hoces, Beatriz Sanchís y Leticia Dolera), presentará la obra Una canción (España, 2012), de  Inmaculada HOCES (Jerez de la Frontera, Cádiz, 1960).. 
Resultado de imagen de Inmaculada HocesEl único largometraje de ficción hasta el momento de esta abogada especializada Derecho de Propiedad Intelectual, es, en buena medida, el manifiesto de un alter ego (interpretado por ella misma) volcado al mundo artístico y a la defensa de los derechos de autor a partir del despido de un bufete por poner sus principios de inequívoca inspiración cristiana por delante del ejercicio de su profesión..
Las Cosas Nuevas - Creación y producción  de obras audiovisuales, artísticas, personalesSe trata de María (Inmaculada Hoces), una jurista que trabaja de administrativa en un bufete de abogados. Ella cree firmemente que la esencia del Derecho es de naturaleza divina, así que, cuando excepcionalmente recibe la oportunidad de llevar un caso, como los intereses del cliente parecen entrar conflicto con sus arraigados principios religiosos, decide por su cuenta y riesgo, sin discutirlo con sus superiores, comunicarle que el despacho jurídico no asumirá su defensa… En consecuencia, acaba en el paro “por principios” en medio de una sociedad de vacua y absolutamente carente de cualquier atisbo de aprecio de la integridad y la honestidad... Así que, animada aún por sus devotos valores buscará trabajo mientras va tomando nota de “lo que importa” en un cuadernillo y conoce a dos hombres merecedores de figurar en él: Manuel (Jorge Cabrera), músico harto de la  industria del disco que sobrevive por las calles como puede, y Santiago (Miguel Molina), gestor de una discográfica muy concienciado con la defensa de los derechos de autor. Influida por ambos y haciendo incluso sus pinitos como cantante, se sentirá de nuevo ante un dilema que dará la medida de la firmeza de su escala de valores.
Las Cosas Nuevas - Creación y producción  de obras audiovisuales, artísticas, personalesUna canción es, pues, un drama moral de inspiración religiosa Cargado de pretensiones (incluso, de buenas intenciones), quiere buscar una “reflexión universal sobre la honestidad” (señala la propia directora-guionista-actriz-productora-distribuidora cómo le gusta hacer trabajos en los que la gente luego se quede pensando, que reflexione a partir de una historia que pueda interesar a un joven de veinte años como a una persona de ochenta), pero se desborda en confuso iluminismo  para quedarse, más bien, en un manifiesto ideológico-religioso en el que se dan de bruces lo más trascendente y lo más mundano con pesada grandilocuencia doctrinal (me interesa influir, para bien, en la gente pero sin trucos y sin efectos, sólo con una buena historia y con interpretaciones sinceras, naturales y de calidad; eso creo que lo hemos logrado todo el equipo, piensa en voz alta también Inmaculada Hoces). Pero,m en realidad, esas interpretaciones, que tienen que hacer frente a la logomaquia de unos diálogos inabordables por su carga de sentencias, están más cerca, por su carácter estereotipado hasta el delirio, del posthumor chanante que del verdadero naturalismo;  por desgracia, no es esa la vía elegida para el tono que adopta el desarrolla la historia, sino el de un trascendentalismo impostado. Un tono que, no obstante y sin pretenderlo, nos sitúa ante el debate más interesante que arroja la película: el dilema entre una forma de actuar en el mundo basada en principios (que definen sin dudas y de forma permanente conceptos como dignidad, honestidad, integridad,…) determinantes tanto las propias acciones como la voluntad de imponerlos también como gúía de las de los demás (tan acorde con la interpretación iusnaturalista del Derecho de la protagonista), frente al consensualismo que encuentra como fuente básica del actuar humano la tolerancia capaz  de enfrentarse a los conflictos de la convivencia en una sociedad plural… Esto es, claro, insuficiente para María/ Inmaculada Hoces, pero cada vez que ella habla, “sentenciando la verdad de las cosas”, es nuestra mirada la que siente (entre el repelús racional y la sonrisa posthumorística) que se nos quiere salvar la vida, iluminando de paso el orbe todo. O sea, que nos enfrentamos a un cóctel (que podría haber resultado explosivo si los talentos y materiales hubiesen sido más vigorosos) en el que se mezclan ingredientes como la inspiración de la pretérita acción católica y los más encendidos ánimos defensores de los  derechos de autor como piedra angular de nuestro sistema de distribución cultural (lo mucho que les cuesta a los músicos crear una canción, lo mucho que sufren los empresarios discográficos para mantener los puestos de trabajo que de ellos dependen, y otras historias fabulosas).. Y en medio, las dificultades de las personas que se sienten, ante todo, habitantes de la ciudad divina para poder funcionar con pericia en la ciudad terrena contemporánea, los obstáculos que encuentra la ciudadanía de mediana edad (sobre todo la femenina) para hacerse hueco en un mercado laboral salvaje y depredador de recursos humanos que prioriza la juventud y el bajo coste sobre la experiencia o la propia aptitud… En fin, que, como señala una vez más la realizadora, "es curioso que esta cinta, que es una de las pocas películas que existen sobre derechos de autor y propiedad intelectual, no tenga distribuidora"; y ello la ha obligado a un trabajo multifunción dentro de un marco de notable y solidario voluntarismo en todo el equipo y un fondo de crowdfunding en la financiación, lo que le otorga un valor añadido.
Resultado de imagen de Una canción (2012) de Inmaculada HocesPor todo lo antedicho la película obtuvo cierto reconocimiento, más allá de su escasa distribución y respuesta popular, sobre todo, en circuitos cinematográficos católicos como el Premio Pez de Plata a la Mejor Dirección en el III Festival Internacional de Cine Católico Mirabile Dictu- Roma 2012, con nominación como Mejor Película; además de nominaciones al Premio del Público y al Mejor Guión en el Festival Internacional de Cine Juan Pablo II- Miami 2012,, a la Mejor Película en el XXIX Festival de Cine de Bogotá 2012, y doce nominaciones en los XXVI Premios Goya 2012, de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España que incluyen las de  Mejor Película, Mejor Dirección Novel, Mejor Guión Original (Inmaculada Hocer), Mejor Fotografía (Ángel Luís Fernández), Mejor Actor de Reparto (Miguel Molina), Mejor Actriz de Reparto (Malena Polo), Mejor Actor Revelación (Jorge Cabrera), Mejor Actriz Revelación (Inmaculada Hoces), Mejor Dirección de Producción (Inmaculada Hoces), Mejor Montaje (Pepe Salcedo), Mejor Sonido (Jorge Polo y Jaime Fernández) y Mejor Canción original (“Una canción" de Inmaculada Hoces, Carlos Tello, Guillermo González y Alexandra Montón). También fue la película de apertura de la Muestra de Cine Español en Viena 2012, del Instituto Cervantes, y participó en la II Muestra Internacional de Cine que Inspira “De Madirid hasta el Cielo”.
Resultado de imagen de Una canción (2012) de Inmaculada Hoces
Como siempre, se proporcionará a las personas participantes documentación sobre la obra proyectada (Ficha técnica y artística, carteles, biografía de la directora, sinopsis, y comentarios histórico, ético-político y cinematográfico) realizada por el coordinador del Cine-Forum (José Ignacio Fernández del Castro); para, tras la proyección, desarrollar un pequeño coloquio. La sesión se celebrará en el Salón de Actos (Planta Baja) con asistencia libre.

Resultado de imagen de Una canción (2012) de Inmaculada HocesResulta importante señalar la necesidad de acudir puntualmente a la hora fijada, pues, para evitar ruidos que interfieran la proyección, una vez iniciada la misma, se cerrarán las puertas de acceso a la sala.

jueves, 13 de abril de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO CONTINÚA LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2017 DE SU CINE-FORUM “IMÁGENES PARA PENSAR” CON LA PELÍCULA JUGANDO EN LOS CAMPOS DEL SEÑOR (1991) DE HÉCTOR BABENCO (19 DE ABRIL)

Resultado de imagen de jugando en los campos del señor
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), en este mes de Abril-2017 (Miércoles, día 19, a las 19 horas) da continuidad a la Programación del Primer Semestre 2017 de su Cine-Forum “Imágenes para Pensar”, una propuesta mensual de audiovisuales (desde películas de ficción a documentales, pasando por reportajes televisivos) relacionados con los temas que se desarrollan en el Foro Filosófico Popular “Pensando Aquí y Ahora” correspondiente, y que habrán de servir tanto para ilustrar y animar el debate de los participantes en éste como para desbordar la experiencia subjetiva de tantas personas cinéfilas dispuestas a contrastarla en un fructífero diálogo… En esta ocasión, se proyectará la película Jugando en los campos del Señor (Estados Unidos- Brasil, 1991) de Héctor Eduardo BABENCO (Mar del Plata, Buenos Aires,  Argentina, 7 de Febrero de 1946- São Paulo, Brasil, 13 de Julio de 2016)... 
Imagen relacionadaEl segundo (y último) largometraje inequívocamente norteamericano (tras su debut con Ironweed -Tallo de Hierro-, 1987, facilitado por el éxito internacional de Kiss of the Spider Woman –El beso de la mujer araña-, 1985, que adaptara la novela homónima de Manuel Puig) que era el sexto en la carrera de este prestigioso realizador brasileño de origen judeoargentino, radicalizaría su indagación incómoda sobre lo mejor y lo peor del ser humano. 
Y lo haría, con una compleja historia de neocolonialismo material y espiritual, la del esfuerzo misionero protestante de Martin Quarrier (Aidan Quinn) y su esposa Hazel (Kathy Bates), misioneros protestantes que, armados con un fundamentalismo tan ingenuo como pueblerino, llegan en los años ochenta a lo más profundo de la selva amazónica dispuestos a “evangelizar” a los indios niaruna después de que los católicos hubiesen fracasado en el intento (resultando asesinados buena parte de los “evangelizadores”)... Su incierta y apartada misión está dirigida por altivo Leslie Huben (John Lithgow), siempre más preocupado por la ·competencia espiritual” con los católicos en aras de su propia promoción que por la salvación de las almas indígenas. Hazel se siente aterrada ante los nairuna mientras Martin vive un curioso deslumbramiento fruto de una suerte de ilusión etnológica. Pero otros intereses, muy materiales y políticamente alentados, impondrán pronto la presencia de dos mercenarios sin grandes escrúpulos, el piloto sioux estadounidense Lewis Moon (Tom Berenger), enseguida “divinizado” por los nairuna al frente de los que se pone (con siniestros propósitos sólo matizados por la mutua atracción que surge con la hermosa y joven esposa del pastor Huben, Andy –Daryl Hannah-), y Wolf (Tom Waits) llegan en misión depredadora para acabar con la tribu según el plan de las autoridades militares… Así que la maraña de intenciones oscuras que se cruzan mientras las culturas y  las formas de vida van chocando, en medio de transmisiones de “enfermedades blancas” (tan comunes como la gripe, para las que los indios no tienen defensas) o la aparición de los primeros bulldozers “civilizatorios”, sólo parecen ya anticipar un desastre natural (por acción humana) de proporciones apocalípticas que se llevará por delante la parte más débil (la propia existencia de la tribu, la ingenuidad de Martin, la cordura de su esposa Hazel,…), pero también, en buena medida, las mismísimas ambiciones personales de todos a favor de los intereses del neocolonialismo salvaje que pone políticos y ejércitos corruptos al servicio de las grandes multinacionales.

Imagen relacionadaÁspero drama civilizatorio realizado con afán de superproducción (gran reparto de relumbrón, grandes escenarios, gran metraje) At Play in the Fields of the Lord aborda (adaptando la  novela homónima de Peter Mathiessen, publicada en 1965, a través del guión del gran colaborador de Luís Buñuel, Jean-Claude Carrière, y el propio director) cuestiones que, a lo largo de la historia, han provocado millones de muertos y destrucción de miles de culturas: el colonialismo material y espiritual que trata de imponer formas de vida y apoderarse de la naturaleza… La película se desarrolla en una Amazonía (rodada en la venezolana) tan mágica como oscura, casi secreta y llena de  verdades divergentes de la realidad oficial. En ella, personas con motivaciones y expectativas muy diversas “juegan a ser como pequeños dioses imponiendo su voluntad en los campos del Señor”, idea siempre presente, desde el mismo título, y que explicita Lewis Moon/ Tom Berenger cuando le preguntan por su ubicación mientras sobrevuela el paisaje donde todo transcurre. En cualquier caso, la película, digámoslo ya, ha sido injustamente preterida, porque, renunciando a todo amaño u oropel, con un desarrollo lineal bajo un color sin gran brillo para facilitar una distancia irónica (cercana al cinismo en ocasiones) totalmente ajena a cualquier licencia visual, nos va desgranando lo peor del ser humano para incomodar nuestra mirada. Y lo hace durante mucho tiempo (más de tres horas) a partir de un buen guión lleno de diálogos ágiles y afilados, bien servidos por correctísimas intérpretaciones apoyadas por el eficaz trabajo de Babenco tras la cámara para envolverlo todo con la irrenunciable música de Zbigniew Preisner (que ya contribuyera a hacer grande a Krzysztof Kieślowski) y en la fotografía, adecuadísima a las intenciones del mensaje, de Lauro Escorel… Cierto es que el gran metraje, junto a ciertos problemas de estructuración narrativa, derivará alguna  discontinuidad en el ritmo, o que la ambición de abarcar temas tan enormes como el colonialismo capitalista, la religión, el choque de culturas, el desprecio de la naturaleza, etc. a ciertos ardides para ahorrar desarrollo a la trama, pero la valentía y honestidad del grito contra las intervenciones en medios naturales y culturales de quienes, erigiéndose en salvadores (casi siempre para ocultar su verdadera condición de conquistadores), arremeten contra paisajes y paisanajes bien lo compensa.  

Resultado de imagen de jugando en los campos del señorLa relativa desconsideración con la que fue recibida (aceptable respuesta en taquilla con tibia recepción crítica) supuso algún reconocimiento como el Premio LAFCA 1991, de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles, a la Mejor Música (Zbigniew Preisner); o las nominaciones al Premio USC Scripter 1992 al Guión (Jean-Claude Carrière, Héctor Babenco y Peter Mathiessen), de la University of Southern California; o al Globo de Oro 1992, de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), a la Mejor Banda Sonora Original (Zbigniew Preisner).


Resultado de imagen de jugando en los campos del señorSe proporcionará a las personas asistentes documentación sobre la película proyectada (Ficha técnica y artística, carteles, biografía del director, sinopsis, y comentarios histórico, ético-político y cinematográfico) realizada por el coordinador del Cine-Forum (José Ignacio Fernández del Castro)... La proyección está vinculada con la sesión del Foro Filosófico Popular “Pensando Aquí y Ahora” dedicada a «La Filosofía ante un planeta amenazado aquí y ahora: ¿Quién escucha la voz de la Madre Tierra?»  (Martes, 25 de Abril de 2017), y tendrá lugar en el Salón de Actos (Planta Baja) con asistencia totalmente libre (no necesariamente vinculada a la participación en el Foro Filosófico citado).
Resultado de imagen de jugando en los campos del señorResulta importante señalar la necesidad de acudir puntualmente a la hora fijada, pues, para evitar ruidos que interfieran la proyección, una vez iniciada la misma, se cerrarán las puertas de acceso a  la sala. Además la larga duración de la proyección (tres horas y seis minutos) exigirá un inicio extremadamente puntual.

sábado, 25 de marzo de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO CONTINÚA LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2017 CON LA QUINTA EDICIÓN DEL CICLO “MIRADAS DE MUJER”, DENTRO DE SU CINE-FORUM “RECUPERANDO LA MEMORIA HISTÓRICA”, CON UNA PALABRA TUYA (2008) DE ÁNGELES GONZÁLEZ-SINDE (27 DE MARZO)

Resultado de imagen de Una palabra tuya

El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), en la sesión del mes de Marzo-2017 (Lunes, día 27, a las 19 horas) de su Cine-Forum “Recuperando la Memoria Histórica, como continuación de la quinta entrega del Ciclo “Miradas de Mujer” (que ofrecerá muestras de la obra de jóvenes directoras hispanas, casi siempre con opera prima en el tercer milenio, como Rosa Vergés, Ana Díez, Ángeles González Sinde, Inmaculada Hoces, Beatriz Sanchís y Leticia Dolera),, presentará la obra Una palabra tuya (España, 2008), de Ángeles GONZÁLEZ-SINDE REIG (Madrid, 7 de Abril de 1965).. 
Resultado de imagen de Ángeles gonzález-SindeEl segundo largometraje de ficción de esta predestinada (es hija del primer Presidente, 1985-1988, de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España e impulsor de los Premios Goya, José María González-Sinde; sería Presidenta de ALMA- Autores Literarios de Medios Audiovisuales, 1999-2001;  vocal de la Junta Directiva de DAMA- Derechos de Autor de Medios Audiovisuales, 2001-2004; Presidenta de la propia Academia cinematográfica hispana, 2006-2009; y polémica Ministra de Cultura del Gobierno de España, 2009-2011, que impulsara la disposición final cuadragésima tercera relativa a la regulación de webs y la protección de la propiedad intelectual, conocida como “Ley Sinde”, dentro de la Ley de Economía Sostenible  aprobada por el Congreso el 15 de Febrero de 2011, bajo la presidencia de José Luís Rodríguez Zapatero) directora madrileña cuya opera prima, La suerte dormida, 2003, le valdría el Goya a la Mejor Dirección Novel –ya tenía otro por su participación en el Guión de La buena estrella, 1997, de Ricardo Franco-, nos sitúa ante una comedia amarga sobre la vida de dos barrenderas que se va convirtiendo en hondo drama..
Resultado de imagen de Una palabra tuyaEl de Rosario (Malena Alterio) y Milagros (Esperanza Pedreño), que son dos amigas muy distintas que se conocen desde el Instituto y, tras fracasos laborales en tediosos empleos de asistenta en el Edificio España y de indolente taxista, se reeencuentran compartiendo trabajo como barrenderas en Madrid. Su íntima relación hace que mucha gente las considere lesbianas, pero Rosario tiene un compañero que quiere ligar con ella, Morsa (Antonio de la Torre), y Milagros… Tenía un gato; así que esas tres personas se disponen a ir al pueblo de ésta para enterrar al animal mientras recuerdan en ráfagas momentos de sus vidas… Rosario es cerebral y está resentida con su cotidianidad marcada por un curro que detesta y por la necesidad de atender a una madre senil (María Alfonsa Rosso) sin colaboración alguna de su hermana mayor, casada y con dos hijos en Barcelona; Milagros tiene un espíritu ingenuo y candoroso, empatizando y dándose a todo el mundo sin ser capaz de “pisar tierra”... Y ambas andan por tránsitos personales que se cruzan: hacia las expectativas de un inquieto mañana desde la dura vida redimida por el perdón, hacia la más triste nada sin retorno desde un talante animado y optimista. Y es que, en ese cruce, Rosario y Milagros comparten también mucha desesperanza ante el futuro fundada en todos los tumbos que han ido dando por la vida; así que cuando Milagros decide cortar su soledad autoeliminándose, Rosario decidirá aceptar, superando cierto clasismo, la poco deseada relación con Morsa, como medio más a mano para evitar la angustia de la soledad. Porque, a fin de cuentas, si una no está dispuesta a dar amor, ¿cómo podrá reconocer el que otros le ofrezcan?... «Cada uno da lo que recibe; luego recibe lo que da» que diría Jorge Drexler.
Imagen relacionadaUna palabra tuya es, pues, una tragicomedia muy, muy dramática…  Basada en la novela homónima de Elvira Lindo, sigue ahondando en lánguidas vidas de “urbanitas corrientes” que alcanzan la madurez en plena desorientación vital, sin la más mínima idea de cómo satisfacer sus ansias, cada vez más desesperadas, de felicidad. Pero, como suele ocurrir con las más acomodadas voces bien pensantes, este planteamiento progre de las “zonas oscuras” de la realidad presente, amenaza una deriva hacia soluciones dicotómicas entre el escapismo  definitivo y la adecuación a la norma, a lo que hay, en un mensaje tremendamente convencionalista y hasta regresivo… No deja de resultar, sin embargo, grato que quien escribe o filma lo haga desde una voluntad explícita de adentrarse en los conflictos éticos derivados de algunos de los miedos más contradictorios y extendidos en nuestras sociedades: al compromiso y a la soledad. Y que lo haga partiendo de un dubitativo tono tragicómico en un viaje lleno de flashbacks (con toques afortunados de humor que alivian algunas sombras entre la monotonía y la grandilocuencia), hacia un drama sin tapujos que eleva notablemente la intensidad de la narración (con momentos de descarga emocional como la muerte de la madre o la aparición del cadáver de un niño en un contenedor). Porque, digámoslo ya, las interpretaciones del trío protagonista (Malena Alterio, Esperanza Pedreño y Antonio de la Torre) son tan certeramente precisas que, con su paso de la monotonía al desgarro, se muestran capaces de sostener tanto la relativa abulia inicial como escenas que rozan la histeria, para lograr que la historia cale en nuestras miradas  con intensidad bastante para licuarlas. Por su parte, la dirección de Ángeles González-Sinde logra dar cierta frescura y el ritmo más adecuado a la narración, demasiado verbal en ocasiones (como en el desenlace, que transluce demasiado su origen en una novela), a base de configurar escenas breves que se enlazan cadenciosamente para no forzar nuestra empatía con unos personajes que acabarán, en cualquier caso,  desgarrándonos. Gran valor, pues, el de estas miradas femeninas (desde Elvira Lindo hasta Esperanza Pedreño y Malena Alterio, pasando claro está por Ángeles González-Sinde) que, con toda honestidad, quieren ser reflejo de algunas de las zozobras de la condición humana contemporánea. 
Imagen relacionadaY por todo ello la película obtuvo reconocimientos como el Premio Jules Verne en el Festival de Cine Español de Nantes 2009; los Premios CEC 2009, del Círculo de Escritores Cinematográficos de España, al Mejor Guión Adaptado (Ángeles González-Sinde), al Mejor Actor Secundario (Antonio de la Torre) y a la Mejor Actriz Secundaria (Esperanza Pedreño), con nominación como Mejor Película; y el Premio Turia 2009, de la Cartelera Turia y la Comunidad Valenciana, la Mejor Actriz Novel (Esperanza Pedreño); junto a otras nominaciones que incluyen las de  Mejor Guión Adaptado (Ángeles González-Sinde), Mejor Actor Revelación (Luís Bermejo), Mejor Actriz Revelación (Esperanza Pedreño), y Mejor Canción original (“Entre tu balcón y mi ventana" de Tony Zenet), en los Premios Goya 2009, de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.
Imagen relacionada
Como siempre, se proporcionará a las personas participantes documentación sobre la obra proyectada (Ficha técnica y artística, carteles, biografía de la directora, sinopsis, y comentarios histórico, ético-político y cinematográfico) realizada por el coordinador del Cine-Forum (José Ignacio Fernández del Castro); para, tras la proyección, desarrollar un pequeño coloquio. La sesión se celebrará en el Salón de Actos (Planta Baja) con asistencia libre.

Resulta importante señalar la necesidad de acudir puntualmente a la hora fijada, pues, para evitar ruidos que interfieran la proyección, una vez iniciada la misma, se cerrarán las puertas de acceso a la sala.

viernes, 17 de marzo de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO CONTINÚA LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2017 DE SU CINE-FORUM “IMÁGENES PARA PENSAR” CON LA PELÍCULA LA CIENCIA DEL SUEÑO (2006) DE MICHEL GONDRY (21 DE MARZO)



 Resultado de imagen de La ciencia del sueño
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), en este mes de Marzo-2017 (Martes, día 21, a las 19 horas) da continuidad a la Programación del Primer Semestre 2017 de su Cine-Forum “Imágenes para Pensar”, una propuesta mensual de audiovisuales (desde películas de ficción a documentales, pasando por reportajes televisivos) relacionados con los temas que se desarrollan en el Foro Filosófico Popular “Pensando Aquí y Ahora” correspondiente, y que habrán de servir tanto para ilustrar y animar el debate de los participantes en éste como para desbordar la experiencia subjetiva de tantas personas cinéfilas dispuestas a contrastarla en un fructífero diálogo… 
Resultado de imagen de Michel GondryEn esta ocasión, se proyectará la película La ciencia del sueño (Francia- Italia, 2006) de Michel GONDRY (Versalles,  Francia, 8 de mayo de 1963)... El tercer largometraje de ficción (tras Human nature, 2001, y ¡Olvídate de mí! –Eternal Sunshine of the Spotless Mind-, 2004) de este experimentado realizador de videoclips musicales (empezando por los de Oui Oui,  la banda de rock de la que fuera batería) y audiovisuales publicitarios, verdadero innovador de la expresión visual y del manejo de la puesta en escena en el cine francés, radicalizaría su apuesta lírico-onírica. 
Resultado de imagen de la science des rêvesY lo haría, ya de vuelta en Francia y sin el apoyo del guionista Charlie Kaufman, a través de los avatares de Stéphane Miroux (Gael García Bernal), joven de una timidez casi enfermiza que, convencido por su madre Christine Miroux (Miou-Miou)  que le ha buscado empleo, regresa a la Francia en la que había crecido hasta que sus progenitores se separaron… Ambos saben que su carácter introvertido esconde una creatividad casi feroz, pero intentará adaptarse a un rutinario trabajo de ayudante en la fabricación de calendarios, una tarea que considera absolutamente tediosa e insustancial, con un jefe, Mr. Pouchet (Pierre Vaneck), que quiere estar siempre solo y un colega, Guy (Alain Chabat), que exige continuas distracciones. Todo cambiará cuando redescubra el apartamento de su infancia, que le devuelve a su mundo onírico, además de permitirle conocer a una vecina, Stéphanie (Charlotte Gansbourg), mientras, incapaz de decirles a ella y a su amiga Zoe (Emma de Caunes) que no es el chico de la mudanza, ejercerá como tal… Poco a poco irá creciendo su amistad, las chicas averiguarán (él sueña bien y mucho, miente poco y mal) que en realidad es su vecino, y, aunque en principio inclinado por Zoe,  acabará enamorándose de Stéphanie, capaz de ser cómplice de sus ensoñaciones y de su agitado mundo interior en un continuo intercambio de sueños y realidades… Comparten proyectos creativos, quimeras y hasta el revuelto y tornasolado universo mental del chico. Así que casi sin pretenderlo, ella se hace con las claves de su hálito de artista, favorece su florecimiento creativo, logra trasladar la confianza con la que se mueve en el mundo onírico al flujo de la realidad cotidiana para iluminarla como jamás lo había estado, incluyendo éxitos como la fama debida a la publicación de un calendario con sus ilustraciones y, sobre todo, el vislumbre alegre de un futuro mágico y posible juntos... Pero en el fondo, Stéphane no puede dejar de barruntar que Stephanie no comparte totalmente sus sentimientos hacia ella… Pero ¿hay un rechazo real o se trata, más bien, de la sombría imaginación de las circunstancias, forzadas por sus propias inseguridades, de una ruptura sentimental que condenará su vida de nuevo a la más absoluta desorientación?. Así que, sin recursos para afrontar la cotidianidad sin Stéphanie ni soluciones efectivas procedentes de sus ensoñaciones, a Stéphane se le plantea una disyuntiva ante la que poca guía podrá encontrar ya en la ciencia del sueño…

Imagen relacionadaRomance onírico, o poética historia de amor e intercambio de sueños entre dos “almas bellas”, que diría Hegel, aunque muy poco puestas en “las razones de la vida”, confiesa Michel Gondry que con La ciencia del sueño quería adentrarse más profundamente y sin restricciones en una parte de su cerebro… Así que la propuesta encaja perfectamente con su forma de entender el cine, entre la alucinación libérrima y la sensibilidad más sutil, en un ámbito de líricas incertidumbres en el que lo único que no cabe es la indiferencia de nuestra mirada. Porque su voluntad de prestidigitador de imágenes y palabras, su capacidad para convertir lo más cotidiano y común en un vivaz guateque lleno de sorpresas, su pericia de  observador para captar lo insólito, tiñen cada fotograma producido por el talento de un realizador presto siempre a mirarse sin recelos ni límites en el espejo de su propia imaginación… ¿Narcisismo?, si, sin duda, pero nunca como impedimento, sino como auténtica razón de ser, como un afán insobornable por analizar la inmadurez del creador arrinconado y solitario, superado por su ineptitud para hacer frente a los avatares sentimentales de la vida y al probable pesar de una ruptura. Egocentrismo autocomplaciente quizás, pero radicalmente honesto en un artista que, bien servido por inspirados intérpretes, se autorretrata para traer al primer plano sus taras… Envueltas, eso sí, en la imaginería barroca e infinita de Stéphane Miroux/Michel Gondry, nuestro antihéroe. Fastuosa y precisa apología de la inmadurez, en fin, La ciencia del sueño sitúa a su autor, a través de la melancolía poética y ocurrente, muy cerca del territorio literario del “patafísico” Raymond Queneau y en la poderosa tradición visual del pionero Georges Méliès  

Resultado de imagen de la science des rêves Por ello obtuvo reconocimientos como el Premio del Público en el Festival Internacional de Cine de Cataluña- Sitges 2006, con nominación al Gran Premio a la Mejor Película; el Premio del Cine Europeo 2006, de la European Film Academy (EFA), a la Mejor Contribución Artística por su Diseño de Producción (Ann Chekraverty, Pierre Pell y Stéphane Rosenbaum): el Premio del Público a la Mejor Música (Jean-Michel Bernard) en el París Cinema 2007; el Premio Chlotrudis 2007, de la Chlotrudis Society for Independent Film, al Mejor Diseño Visual , con nominaciones al Mejor Actor (Gael García Bernal) y a la Mejor Actriz de Reparto (Charlotte Gainsbourg);  el Premio IOMA 2007 (Italian Online Movie Awards), a los Mejores Efectos Especiales (Jean-Gabriel Saint-Paul); el Premio UCMF de la Union des Compositeurs de Musique de Films (Jean-Michel Bernard) en el Festival de Cine de Cannes 2007; o el Premio Golden Trailer 2007 al Mejor Trailer Independiente; además de otras tres nominaciones y su paso por Festivales tan importantes como la Berlinale o Sudance 2006, su estreno mundial.

Resultado de imagen de la science des rêvesSe proporcionará a las personas asistentes documentación sobre la película proyectada (Ficha técnica y artística, carteles, biografía del director, sinopsis, y comentarios histórico, ético-político y cinematográfico) realizada por el coordinador del Cine-Forum (José Ignacio Fernández del Castro)... La proyección está vinculada con la sesión del Foro Filosófico Popular “Pensando Aquí y Ahora” dedicada a «La Filosofía ante la lírica de la vida aquí y ahora: ¿Sigue siendo la “poesía necesaria como el pan de cada día”»  (Martes, 28 de Marzo de 2017), y tendrá lugar en el Salón de Actos (Planta Baja) con asistencia totalmente libre (no necesariamente vinculada a la participación en el Foro Filosófico citado). Resulta importante señalar la necesidad de acudir puntualmente a la hora fijada, pues, para evitar ruidos que interfieran la proyección, una vez iniciada la misma, se cerrarán las puertas de acceso a  la sala.